Seguidores

Todo lo que busques de mi blog

jueves, 7 de junio de 2012

REFLEXION

¡¡¡Que bonito!!!,¿porque siempre no será igual?, si nos casamos con esa ilusion ¿porque no es para siempre?, bueno lo peor no es separacion, hay quien dice, si las cosas van mal, todo puede empeorar. Bueno no anunciemos ruina, todo no es malo. Pero es muy cierto que a lo largo de los años, se aprende, la vida es la mejor escuela para apreder y recordar cosas absurdad que hicimos y ya no se pueden arreglar, Por eso antes de hacer cualquier cosa hay que pensarla,es lo logico pero no lo real


7 comentarios:

  1. No hay nada que sea para siempre...y normalmente no se piensa y no se habla para tratar de arreglar las cosas...se toma el toropor los cuernos sin pensar en las consecuencias, luego hay mucho arrepentimiento...un besote.

    ResponderEliminar
  2. Hay un dicho que dice más sabe el diablo por viejo que por diablo.
    que tengas una buena semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si,se dice eso que no hay nada para siempre,pero si existen amores que llegan hasta que alguno de los dos emprende el viaje a la felicidad eterna,y el que queda lo sigue recordando hasta que se muera.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Yo con los años he aprendido tanto que ni me lo puedo creer, claro que entonces piensas: "si yo hubiera sabido esto cuando era joven para no haber hecho esto o lo otro" pero no hay marcha atrás y los jóvenes no quieren consejos de los mayores, cada cual quiere cometer esos fastidiosos errores para poder aprender..así es la vida Chus.Besotes

    ResponderEliminar
  5. No hay segundas oportunidades, cuando la cagas, la cagas. Y hay que volver a empezar de cero. ¡Cómo envidio a esas parejas de abuelitos cogidos de la mano como dos adlolescentes. Besos, Chus, una entrada preciosa.

    ResponderEliminar
  6. La vida es justamente eso: aprender y aprender para ser mejores con el prójimo y con uno mismo.

    Besote guapa

    ResponderEliminar
  7. Que bello es envejecer juntos, con el mismo amor que teníamos hace ya los 50 años, cuando dijimos en el Altar SI QUIERO.

    Pero que duro, es que uno de los dos se vaya.

    Puedo hablar de ello, pues me ha tocado vivir las dos facetas.

    Y es algo contra lo que no se puede luchar.

    Saludos, manolo

    ResponderEliminar