Seguidores

Todo lo que busques de mi blog

sábado, 23 de junio de 2012

CASAULIDAD

ABANICO DE COLORES

Es increible, una chica unersitaria se va a Atenas, entra en una cafeteria, esta tomando una cerveza y saca su avanico que tenia especial cariño, lo compro en madrid, y quiso uno concreto ¿por que? no lo se.   Ve al camarero que esba llorando, ella le pregunto ¿por que lloras?, le dice, soy turco y ese abanico lo pinte yo, lo conozco porque a todos ponia una señal, se lo demostro,  Estuvieron hablando, quiso que se lo firmara, para tenerlo como algo mas especial. Su pregunta entonces fue, ¿que tiene este abanico?

¿tendra mensaje? tal vez. Pensativa, se despide y regresa a Madrid. Pero a los cinco años, viajo de nuevo a otro pais.... y perdio el abanico, no sabe donde, no sabe que rumbo tomaria, solo penso igual lo tenia por algo, y se acabo el tiempo. La casualidad te hace pensar






5 comentarios:

  1. Las cosas pasan por algo
    Lindo relato
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente después de cinco años, más los que lo tuviera antes, al abanico se le acabo el tiempo, tenia que suceder, todo tiene un principio y un final.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Fue una casulaidad y no hay que darle más vuelta a la cabeza, lo compró, lo perdió y seguramente se compraria otro...un besote.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Chus. ¡Cuántas cosas queridas perdemos! Personas, objetos, amigos. La vida es un constante fluir y yo creo que por cada cosa perdida encontramos alguna nueva que nos da consuelo.
    Nunca te lo he dicho, pero me encanta ese juego de letras que haces con las palabras.
    Un beso, Chus.

    ResponderEliminar
  5. Que casualidad.......a veces cuando ocurren estas cosas nos sorprenden un momtón y podemos pensar que es un suceso mágico pero las casualidades existen y no hay que darles vueltas, simplemente asombrarnos.Besotes

    ResponderEliminar