Seguidores

Todo lo que busques de mi blog

viernes, 24 de agosto de 2012

IMPACIENCIA



Se buen@, no cortes cabezas, para que solo se vea,  la tuya, nooo, intenta brillar tu, es mas gratificante.
Esto suena a prepotencia, no te confundas, es la ilusion de conseguir brillar por meritos propios, sin despreciar a nadie si lo necesitas, tampoco es egismo, solo es hacer lo que puedas, mientras puedas, sin que nadie te frene.
Esto es uno de mis problemas.
yo pensaba que era impresdible, error, nadie es imprescindible, pero desgraciadamente tenemos que sufrirlo para saberlo.
por eso valoro tanta a mi pareja, hay un desajuste cuando cambia el rol.
Ejemplo una mujer tiene un hijo, antes de tenerlo lo ves muy dificil,,,,,,,,,,,,,,pero luego es maravilloso.
Si quieres mira el siguiente, mi cerebro


7 comentarios:

  1. Cierto: nadie es imprescindible pero son muchos, mas de los que creemos, los que son necesarios. Solo nos damos cuanta al perderlos.

    ResponderEliminar
  2. Nadie es imprescindible pero si necesarios, debemos aprender a valorarlos antes que se vayan
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias a dios..nadie es imprescindible, aunque muchos de nosotros nos lo creemos.Yo me lo creo chus,soy toda una máquina perfecta que funciona a la perfección cuidando dos familias a la vez, mimandolas y atendiendolas.Creo que si yo fallo falla todo.Y...no es así.Mi amigo se acaba de morir y dejo a sus dos hijos huerfanos y...ahí están...ahí siguen y ahí van dia a dia.Nadieeeee es imprescindible y eso nos lo tenemos que meter a fuego en la cabeza.Milllll besitos chusiña y disculpa que en verano no os visite pero...esta la casa llena de gente y me es imposible:)

    ResponderEliminar
  4. Es vital creer en uno mismo y considerarse importante. No es narcicismo, es autoestima y es una cualidad muy poderosa. Eso sí, respetando a los demás y reconociendo tus errores y tus debilidades.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Hola, Chus. Acabo de ver que le recomendabas a Midala tus dos últimas entradas y he venido rauda a leerlas. No te imaginas lo retratada que me veo en tus palabras. Cuando empecé a estar enferma, a tener que faltar al trabajo, relegar tareas domésticas, a "consentir" que otros ocuparan mi lugar, etc. sufrí mucho. ¡Cómo iba a seguir girando el mundo sin mí, la "mujerperfectaquellegaatodoytodolohaceperfecto"!
    Pues sí, ha seguido girando sin mí y todo ha seguido funcionando sin mí. PERO... ahora sé que aunque no era imprescindible, SÍ era necesaria para los que me quieren, como vosotros, por ejemplo, y como muchas más personas a las que mi presencia les ayuda a ser más felices, a pesar de que ya no sea "la de antes" porque me quieren igual que querían a ese fantasma que ya no existe. Eso para mí es importante y me siento importante, no imprescindible.Un beso grande.

    ResponderEliminar
  6. Nadie es imprescimdible para las empresas y sentimientos materiales,pero creo qué,para los apoyos morales y sentimentales existen personas que no pueden ser prescindibles,para algo decimos siempre que nos hace falta el hombro de una amiga o amigo para descargar nuestras penas y alegrias,las cuales a veces no se les puede confiar a un familiar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Nadie será imprescindible en el planeta en general, pero para los suyos, para los que le quieren, para los que importamos siempre nos querrán en cualquiera de nuestras circunstancias.

    Tu brillas con luz propia y como todos nosotros vas aprendiendo por el camino.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar